¿Por qué se hace esta investigación?

¿Por qué se hace esta investigación?

Resultado de imagen para ¿Por qué se hace esta investigación?

Esta pregunta busca una reflexión sobre las razones para realizar la tarea investigativa. Existen causas justificadas para realizar con excelencia una investigación documental. El solo deseo de culminar una etapa en el proceso de formación académica debe ser el principal motivo.

Alcanzar un título permite aspirar a una preparación superior. Si una monografía es requisito para ser Bachiller bien vale la pena hacerla porque sin ese título no se puede entrar a la Universidad.

Las personas preparadas tienen mayores posibilidades de triunfo en la vida. Estamos viviendo en la época de la información. En todo el mundo globalizado existe una corriente imparable por obtener títulos universitarios. Quien no se capacite para enfrentar los desafíos contemporáneos corre el riesgo de quedar marginado.

Una investigación correctamente realizada es una experiencia fructífera, se adquieren más conocimientos, se exploran nuevos horizontes y para muchos ha sido el factor determinante para elegir su carrera profesional.

Hacer una buena monografía es además una preparación necesaria para escribir luego otras investigaciones más complejas.

RESULTADOS DE UNA MALA DECISIÓN

Hace años un universitario se propuso ser el mejor estudiante de su curso. SL único obstáculo era la afición que tenía a los programas de televisión.

Para poder ver televisión y hacer sus tareas permanecía despierto hasta muy tarde por la noche, se propuso hacer cualquier cosa para no dormir.

Primero para lograr vencer al sueño se dedicó a tomar café bastante cargado. Luego cuando el café ya no le era suficiente un compañero le recomendó un medicamento para no dormir.

Los resultados fueron al principio los que él deseaba pero con el tiempo llegó a sentirse nervioso y sufría de Insomnio. Un farmacéutico le vendió pastillas contra la ansiedad.

Con el tiempo este joven descubrió el placer que le producían diferentes fármacos hasta el punto que su vida dependía de ellos. Dejó de preocuparse por sus estudios, tampoco le interesaba su aspecto físico.

Se convirtió en una sombra de lo que había sido. Nunca se pudo graduar de la universidad y poco a poco se fue sumergiendo tanto en el mundo de las drogas que terminó en la calle pidiendo limosna hasta el día en que murió.

«Quien sigue en el camino de la drogadicción terminará destruyéndose a sí mismo.»

Comparte por favor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *